FORMAS DE ESCUCHAR A DIOS

formasdeescucharaDiosporYariMartinez

Muchas veces nos preguntamos, ¿porque Dios no me habla? Y es que esperamos oír la voz audible de Dios, sin comprender que Dios la mayoría de las veces se comunica con nosotros pero no a través de la misma. Me explico; Dios utiliza diversos métodos para hablarnos los cuales no necesariamente requieren Su palabra pronunciada directa. Ahora bien, no estoy diciendo que Dios no nos habla directamente, sino que lleva su mensaje muchas veces sin utilizar directamente Su voz. ¿Entendieron? ¡Espero que sí! Es aquí donde entra la importancia de aprender a discernir, de distinguir, aquello que viene de Dios y lo que no. Esto es como un sentido que se va agudizando en nosotros según avanzamos y crecemos en nuestro caminar con Dios.

Para nada pretendo parecer que tengo la mayor experiencia en el tema o que soy la más espiritual. Solo estoy compartiendo lo que he aprendido en el camino para la edificación de aquellos que necesiten un poco de dirección en esta área. Así que si tienen algo que aportar de sus experiencias para ayudar a otros hermanos en la fe, los invito a que lo compartan en la sección de comentarios. Ahora bien, ¿de qué formas Dios nos habla? A continuación les comparto algunas de ellas.

A TRAVÉS DE SU PALABRA. Creo que es la más obvia de todas, pero muchas veces lo olvidamos. En ocasiones, nos sentimos abrumados porque necesitamos una respuesta del Señor pero ni tan siquiera abrimos la Biblia para buscar que es lo que Él dice acerca de esa particular situación que estamos atravesando en el momento. Créanme cuando digo que en la Palabra hay solución para todo y es que la misma es inspirada por Dios. Me ha sucedido que tomo la Biblia, la abro y comienzo a leer el pasaje que está visible y soy impactada porque lo que estoy leyendo es algo que necesito escuchar en ese preciso instante. En Dios no hay casualidades, hay propósitos.

Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra.

-2 Timoteo 3:16-17

A TRAVÉS DE LA MÚSICA. Estoy segura de que todos estamos de acuerdo con esta aseveración. Me atrevo a decir que la gran parte de las canciones e himnos espirituales han sido escritos por personas que fueron inspiradas por Cristo (no todas). Al ser así, por eso es que podemos ser edificados al escuchar dichas letras. Hace unos meses atrás tuve la experiencia de que me encontraba orando y le decía a Dios “No puedo más con esto” y en aquel momento se escuchó la alabanza Alaba a Dios de Danny Berrios ya que tenía la app Pandora activa en mi celular. Lo sorprendente es, que al terminar la canción de reproducirse en la aplicación, volvió a repetirla. Eso captó mi atención, porque nunca me había sucedido que Pandora me repitiera la misma canción dos veces corridas. ¿Coincidencia? ¡Claro que no! Supe en ese instante que Dios me estaba diciendo que aún en la prueba, en el llorar, en el sufrimiento, en la lucha; lo alabara, tal como dice esa canción. Hay líricas que nos confrontan, que nos edifican, que nos motivan, que nos redarguyen y Dios las puede utilizar para hablarnos.

La palabra de Cristo more en abundancia en vosotros, ensenándoos y exhortándoos unos a otros en toda sabiduría, cantando con gracia en vuestros corazones al Señor con salmos e himnos y cánticos espirituales.

-Colosenses 3:16

A TRAVÉS DE OTROS. Ya sea durante el sermón del Pastor en el culto del domingo o mediante la profecía dada a ti a través de otro hermano, vemos claramente que Dios puede usar a una persona para comunicarnos algo. El Espíritu Santo puede revelar nuestra condición a aquel que se deje usar para traernos una palabra de parte del Señor. Pienso que es uno de los beneficios más hermosos que podemos gozar de Dios; ya que en cierto aspecto, se nos hace que es una comunicación más directa porque “escuchamos” el hablar de Cristo utilizando los labios de una persona.

Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco, y me siguen…

-Juan 10:27

Estas no son las únicas formas con las cuales podemos escuchar a Dios hablar, por eso este artículo es sólo la primera parte de una pequeña serie de entradas referentes a este tema. Así que les sugiero que estén al pendiente. Pero antes de irme quiero preguntarles:

¿Has escuchado la voz audible de Dios? ¿De qué formas Dios te habla? ¿Sientes que nunca se comunica contigo?

Espero que este artículo haya sido de bendición a sus vidas y nos leemos en una próxima ocasión. No olvides checar mis dos artículos anteriores AMIGOS TEMPOREROS y 3 PERSONAS QUE DEBEN APROBAR TU VESTIMENTA.

También les comparto este sorprendente vídeo aquí, acerca de las ovejas y la voz de su pastor. ¡Sólo dura dos minutos!

Amo a Jehová, pues ha oído mi voz y mis suplicas; porque ha inclinado a mí su oído; por tanto, le invocaré en todos mis días.

-Salmos 116:1-2

Mucho love,

YariMartinezFirma

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s